Cortinas

Es necesario que las ventanas de cualquier espacio de trabajo estén adecuadamente protegidas. Un exceso de luz puede producir reflejos en la pantalla del ordenador o una temperatura demasiado alta en la sala. Por lo contrario, la escasez de luz puede suponer un elevado gasto energético en iluminación artificial.
Las cortinas le permiten regular la cantidad de luz que entra en su oficina y le aportan una mayor privacidad. Para escoger las cortinas idóneas, debe tener en cuenta una serie de factores, como la orientación de la sala de trabajo -la cantidad de luz que entra- y el tipo de ventana y el tamaño. Si no hay mucha claridad, puede que necesites unas cortinas más transparentes. En cambio, si entra mucha luz, sería preferible unas cortinas tupidas.

¿Quieres más información?